20 Ago 2012

10 sencillas formas para relajarse durante el verano

Sin Comentarios Akro - Belleza, Akro - Center, Akro - Center Toledo, Akro - Move It!, Akro - Salud, Autosanación, Comunicación, Deporte, Grupo Akro, Masajes, Pilates, Profesionales, Salud, Stott Pilates

Saber tomarse un respiro en momentos tensos es una manera inteligente de volver a la calma y renovar energías. Hoy te proponemos 10 formas sencillas y eficaces para aliviar el estrés.

El exceso de trabajo, de diversión, de ruido, de objetos o de estrés nos marca muchas veces nuestro día a día. El cuerpo está preparado para asumir los retos de un entorno cambiante, pero no para vivir en un estado permanente de alerta, que en algunas personas se da incluso cuando duermen o intentan dormir. Todos, en mayor o menor grado, sufrimos estrés, porque está implícito en el hecho de vivir.

Librarse de la tensión por completo parece quimérico, pero sí es posible mantenerla en un grado que resulte aceptable para cada uno. Se trata, por una parte, de sosegar y fortalecer el sistema nervioso, aprendiendo a relajarse y, por otra, de convivir de un modo más saludable con las fuentes de estrés. El objetivo es contrarrestarlo y ser capaz de darle una salida, para no acumularlo en el cuerpo.

A continuación se ofrecen algunas de las técnicas relajantes más efectivas. Todas requieren saber fluir con la situación.

1. LA RESPIRACIÓN: Respirar conscientemente es un modo sencillo y eficaz de sosegar el sistema nervioso y despejar la mente.

2. EJERCICIO FÍSICO: El ejercicio libera la tensión acumulada en la musculatura, hace que la respiración se vuelva más profunda y rítmica, y masajea los músculos y órganos internos. Pero, además, practicarlo obliga a reservarse un tiempo para uno mismo en el que se tiene la mente ocupada en algo distinto a las preocupaciones.

3. LA NATURALEZA, EL CAMINO A LA QUIETUD: La naturaleza puede llevar a la quietud. Percibirla y unirse a ella amansa el pensamiento. Eckhart Tolle, autor de “El poder del ahora” escribió: “Dependemos de la naturaleza no sólo para nuestra supervivencia física. También la necesitamos para que nos enseñe el camino a casa, el camino de salida de la prisión de nuestras mentes. Nos hemos perdido en el hacer, en el pensar, en el recordar, en el anticipar: estamos extraviados en un complejo laberinto, en un mundo de problemas. Hemos olvidado lo que las rocas, las plantas y los animales todavía saben. Nos hemos olvidado de ser”.

4. MEDITACIÓN: Meditar es prestar atención sin juzgar; permitirse estar en el lugar en el que se está, tal y como se está y dejando que, en ese mismo instante, el mundo sea exactamente el que es. Lo paradójico es que sólo se puede serenar la mente cuando no se pretende nada y uno deja de convertirse en un obstáculo. En medio de la más manifiesta imperfección, quien medita reconoce su perfección, con todas sus vulnerabilidades, apegos, tribulaciones y malos hábitos.

5. CALMAR LOS SENTIDOS CON VELAS, MÚSICA Y ESENCIAS: Los sentidos, nuestra ventana al mundo, reciben a veces una abrumadora cantidad de información, en especial la vista. Darles un respiro ayuda a relajarse.

6. CON UNO MISMO“Llegará el día en el que al regresar a casa te saludarás alborozado, te sonreirás y te invitarás a sentarte y a comer” comienza un poema de Derek Walcott que concluye con un:“Siéntate y festeja tu vida”.

7. RECONOCER Y EXPRESAR LAS EMOCIONES: Se gasta menos energía en dejar salir las emociones que en inhibirlas. Las “e-mociones” son, como sugiere su etimología, energía en movimiento, respuestas energéticas del cuerpo que exigen una manifestación física.

8. LA POSTURA MÁS RELAJANTESavasana es la postura de relajación por excelencia. También se la conoce como “postura del cuerpo muerto”. Tiéndete en el suelo boca arriba, con las piernas separadas algo más que el ancho de las caderas y los brazos separados también de los costados, con las palmas hacia arriba. Deja que las piernas caigan a los lados relajadas. Cierra los ojos y respira de forma natural. Siente la fuerza de la gravedad, como si te fueras hundiendo en el suelo. Cada vez que exhales nota cómo la tensión abandona tus músculos. Conforme te vayas relajando, una suave ligereza se irá adueñando de todo tu cuerpo. Es cuestión de dejarse llevar, de “no hacer” más que de “hacer”. La mente se sosegará pero se mantendrá a la vez despierta. Permanece así al menos diez minutos. Para acabar la relajación, empieza a mover los dedos de las manos y los pies, lleva el cuerpo hacia un lado y poco a poco incorpórate y abre los ojos.

9. MASAJE: La tensión se genera en el cuerpo como una protección, una coraza que se nota en la postura y los movimientos rígidos, y que a menudo genera contracturas musculares. Cuando se intenta esconder las emociones el rostro se tensa, por ejemplo. De ahí que el masaje sea una de las técnicas de relajación más eficaces, además de placenteras… Libera la tensión bloqueada en el cuerpo, relaja el sistema nervioso por el contacto de las manos sobre la piel, y crea un tiempo precioso en el que la persona descansa y se revitaliza mientras recibe cuidados y atenciones. El masaje se puede acercar, sin palabras, al núcleo de sus conflictos. Además, ayuda a respirar a fondo, a reconocer el cuerpo y a ponerse en contacto con las emociones íntimas, que a veces han permanecido agazapadas en la musculatura incluso durante años.

10. RISAS: La risa relaja, alivia la tensión. Disfrutamos con ella pero a menudo no somos plenamente conscientes de lo importante que es para vivir. El humor puede llegar a verse como un mecanismo biológico de supervivencia desarrollado para buscar el lado positivo y creativo de cualquier situación, un proceso en el que interviene, por tanto, la inteligencia. Lo dijo Winston Churchill: “La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son”. Una buena carcajada permite vaciar la mente de pensamientos y emociones, distanciarse de los problemas y verlos desde puntos de vista inesperados. De algún modo, el humor consigue llevar a un segundo plano todo lo que impide disfrutar de la alegría de vivir.

Escrito por
El Autor no ha añadido más información.

Comentarios en Facebook

Sin Respuestas a “10 sencillas formas para relajarse durante el verano”

Dejar una Respuesta.