Archivos de agosto, 2016

11 Ago 2016

¿SABES QUE CON EL SOL ENVEJECES MÁS RÁPIDO?

Sin Comentarios Sin categoría

EL SOL, AMIGO DEL ENVEJECIMIENTO

A pesar de todas las campañas que realizan sobre la protección solar, todavía hay personas que siguen sin protegerse la piel y no son consientes de daño que puede ocasionar el sol.

SOL5

Cuando tu piel está expuesta al son sin protección, eres más propensa a que aparezcan arrugas, ya que los rayos UV desgastan las células que protegen nuestra piel, además, es posible que aparezcan manchas imposibles de eliminarlas.

Esto no es todo ya que no importa el tipo de piel que tengas ni cuánto tiempo hayas tomado el sol, ya que tiene efecto acumulativo y puede tener consecuencias irreversibles como desarrollar un cáncer de piel, que es uno de los efectos más perjudiciales del sol porque la radiación solar sin una protección es la responsable del 90% de los cánceres de piel.

SOL4

Son fechas en las que nuestra exposición aumenta por lo que os recuerdo que la piel hay que protegerla y hay diferentes maneras:

girl using sunscreen to safe her skin healthy, sun tanning, skin care and protection, vacation

  • Evitar la exposición directa de 12-16h en meses de verano.
  • Usar ropa fresca y amplia, además de accesorios como gorros o sobreros.
  • Aplicar filtros solares tópicos de 30 FPS o superior (sobre todo si eres de piel clara), principalmente en verano e ir renovando cada dos horas. También se recomienda aplicar FPS en invierno aunque con una de FPS 15-20 sería suficiente
  • verano_016
08 Ago 2016

Tú que eres, ¿pronador o supinador?

Sin Comentarios Sin categoría

¿PRONADOR O SUPINADOR?

Hoy en día está de moda que hasta tu vecino del 5º, te pregunte si eres pronador o supinador. ¿Pero qué es esto?

Antes de definir los términos, debemos saber que es la pisada neutra: de pie, parados y relajados, con la mirada dirigida hacia los talones, vemos una línea vertical se continúa con la del tendón de Aquiles. Al caminar hay aproximadamente una línea recta imaginaria entre el apoyo del talón y la punta.

pisada en la zapatilla

Ahora bien, ¿qué ocurre en una pisada pronadora? desde una visión posterior vemos que la línea vertical del talón no coincide con la del tendón de Aquiles, dando lugar a un mayor apoyo interno del pie, llegando incluso en algunos casos a la caída de la bóveda plantar (coloquialmente llamado puente), provocando hiperpronación.   .

Es más común encontrar este tipo de pisada pronadora en la mujer debido  a que anatómicamente su pelvis es más grande que la del hombre y la angulación entre muslo y pierna es diferente.

¿Y en una pisada supinadora?  Colocándonos desde una visión posterior, la línea del talón tampoco coincide con la del tendón de Aquiles. En este caso existe un mayor apoyo externo del pie.

Al caminar, suele producirse una pronación natural en condiciones normales; el problema es cuando hay una hiperpronación o supinación exagerada (este caso es menos frecuente).

tipos de pisada
Debemos ser conscientes de nuestros problemas  y limitaciones, utilizar el calzado más adecuado en cada momento, así como  acudir a un profesional para un estudio de la pisada, o valoración postural, que nos ayudará a evitar lesiones.

Nuestro cuerpo funciona gracias a cadenas musculares, por lo que el daño de uno de los músculos, afectará a toda la cadena. La pisada es muy importante, ya que según cómo pisemos provocamos que la musculatura se trabaje de una manera diferente, provocando patologías en cadena ascendente, es decir afectación del tobillo, rodilla, cadera, columna e incluso mandíbula.

mo-farah

Si el movimiento patológico continúa, lo más normal es que aparezcan roturas fibrilares, sobrecarga o lumbalgias, problemas de la articulación temporomandibular, etc.

Existen diversas técnicas en fisioterapiapara el tratamiento de este tipo de patologías, como pueden ser fisioterapia tradicional como terapia manual, masaje, punción seca, hasta  fisioterapia 3.0 con Indiba y Redcord en la que somos Pioneros en Akro.

 

 

01 Ago 2016

Cómo mejorar la tendinopatía rotuliana

Sin Comentarios Sin categoría

Tendinopatía rotuliana o “rodilla de saltador”

Correr, saltar, agacharse, subir escaleras y muchas de las actividades de la vida diaria, pueden acarrear problemas en el tendón rotuliano, por sobreuso,  debido a microtraumantismos repetitivos. La presencia de una tendinopatía rotuliana indica que alguna parte del cuerpo no funciona como debería por lo que todo ese trabajo está siendo compensado por otra musculatura. Algunos de los síntomas de la tendinitis de rodilla son el dolor en el lado, delante, debajo o incluso detrás de la rótula entre otros.

c

El ejercicio excéntrico produce una mejora en el proceso de remodelación dentro del tendón, produciendo una adaptación estructural de las unidades músculo-tendinosas, para protegerse ante tensiones relacionadas con el ejercicio y la vida diaria.

Os proponemos 2 ejercicios excéntricos para evitar o mejorar esta lesión: el entrenamiento excéntrico estimula la producción de fibras de colágeno consiguiendo que el tendón sea más grande, fuerte y resistente.

  1. Sentadillas: colócate piernas separadas a la anchura de las caderas, baja con la espalda (como si fueras a sentarte) recta, llevando el glúteo hacia atrás, las rodillas nunca deben sobrepasar la punta del pie, y deben estar alineada con el segundo dedo del pie. La bajada se debe hacer de una manera muy lenta y controlada. Realiza 2 series de 10 repeticiones y descansa 1 minuto entre cada serie.

b

  1. Sentadillas sobre una pierna: realizaremos este ejercicio en un plano inclinado de unos 25-30º, es decir, colocaremos una toalla de manos enrollada en el suelo y colocaremos el talón encima de ella, de manera que el pie quede inclinado. Como en cualquier sentadilla, este tipo de ejercicio es exigente no sólo para la musculatura de las piernas, sino para todo el cuerpo, puesto que también requiere coordinación, equilibrio y elasticidad para conseguir realizarlo correctamente. Colócate apoyado sobre una pierna (una encima de la toalla y la otra al lado en el suelo). Levantaremos la pierna del suelo y comenzaremos a bajar (la postura es igual que la anterior, pero bajaremos algo menos), cuando lleguemos al tope de la sentadilla, apoyaremos la pierna que estaba levantada y subiremos con las dos. Realiza 2 series de 10 repeticiones y descansa 1 minuto entre cada serie.

a

  1. Después de hacer estos ejercicios realizar unos estiramientos estáticos de la musculatura involucrada.

d

– Un estiramiento del cuádriceps que podemos realizar,  es de pie, cogiendo el tobillo de la pierna con la mano del mismo lado doblando la rodilla, e intentando llevar el pubis hacia delante. Si perdemos el equilibrio podemos apoyarnos con la mano contraria en una pared o semejante.

-Otra propuesta es estirar ambos cuádriceps a la vez, nos arrodillaremos en el suelo (o sobre una colchoneta) y sin arquear la espalda, vamos tumbándonos hacia atrás ayudándonos con los brazos que están extendidos y con las palmas de las manos apoyadas en el suelo para sujetarnos. Las rodillas no deben separarse del suelo y los dedos de los pies deben dirigirse hacia atrás.

Es recomendable que estos ejercicios sean supervisados por un profesional como un fisioterapeuta o un entrenador personal para que pueda indicarnos si los ejecutamos correctamente o nuestra postura es la correcta. Además de realizar un tratamiento adecuado en función de cómo esté de afectado el tendón rotuliano y nuestro estado físico.