27 Ene 2017

El frío y la parálisis facial

Sin Comentarios Sin categoría

¿Puede el frío provocar una parálisis facial? La respuesta es que sí. Los cambios súbitos de temperatura son un factor que afecta unas pequeñas arterias del nervio facial, que al pasar de un sitio caliente a uno frío se cierran y ocasionan la alteración en el riego sanguíneo del nervio y por tanto de su  función.

Paralisis2

La parálisis facial, técnicamente  denominada   parálisis facial afrígori o periférica, es decir, ocasionada  exclusivamente por el cambio intempestivo de temperatura, se caracteriza por la debilidad o parálisis de los músculos de la cara, que puede ocurrir en ambos lados. Los síntomas van en progresión siendo visibles   tres horas después de que la  persona  cambie de ambiente. Lo primero que   aparece es un adormecimiento  detrás del oído acompañado de una sensación de acorchamiento en la  mejilla y los labios.

El rostro pierde su expresión, los surcos alrededor de los labios, la nariz y la frente se “alisan”, hay dificultad para cerrar el ojo por lo que puede producir irritaciones, infecciones o úlceras en la  córnea, al intentar sonreír la boca se desvía hacia el lado sano de la cara. En ocasiones hay alteraciones en el gusto, el olfato y en el proceso de masticación.

paralisis3

Este tipo de parálisis también puede venir dada por una infección directa del nervio facial producida por virus. Evolución es benigna, recuperándose completamente en el 80% de los casos. El periodo de recuperación oscila entre uno y seis meses. El tratamiento de esta lesión va a estar enfocado en la repercución funcional de la musculatura de la cara. Algunas pautas en el tratamiento son:

  • Calor local en la hemicara afectada, para mejorar la circulación.
  • Reeducación muscular frente a espejo para lograr el correcto funcionamiento de la oclusión del ojo y de la boca.
  • Ejercicios activos asistidos: el paciente se ayuda por el dedo índice y medio colocados sobre el músculo a trabajar en dirección al movimiento que queremos realizar.
  • Dar mayor importancia a los músculos orbicular de los párpados y labios, que son los últimos en recuperarse.

Es necesario acudir a su fisioterapeuta y a su médico cuando le ocurra esta lesión para una mejor recuperación.

Escrito por
El Autor no ha añadido más información.

Comentarios en Facebook

Sin Respuestas a “El frío y la parálisis facial”

Dejar una Respuesta.