24 Oct 2016

Síndrome del Piramidal o falsa ciática

Sin Comentarios Activación Muscular, Akro - Salud, Salud

¿Alguna vez has tenido un dolor localizado en la nalga que puede irradiar a la parte posterior del muslo?

piramidal-1

Suele pasar al caminar, conducir mucho rato, hacer ejercicio, y solemos pensar que es lumbago o ciática, pero es muy frecuente encontrar como causa al piramidal, un músculo pequeño localizado en la pelvis es el causante de los síntomas del síndrome del piramidal o piriforme.

El síndrome del piramidal o piriforme es producido por un acortamiento o una contractura del músculo piramidal. Las causas de esta patología pueden ser variadas como, sobrecarga (o errores del entrenamiento), insuficiencias biomecánicas o traumatismos y en otras ocasiones se desconoce la causa por la cual el piramidal comienza a irritar el nervio ciático.

piramidal-2

Este síndrome puede darse tanto en deportistas como en una población de personas que lleva una forma de vida sedentaria.

Algunos de los síntomas que puede producir esta patología son:

  • Dolor en la región glútea y puede dar lugar a dolor referido en muslo y pierna, provocando incluso incapacidad funcional
  • Adormecimiento u hormigueo en el glúteo a lo largo de la parte trasera de la pierna.
  • Dificultad y dolor para sentarse, que empeora si continua sentado
  • Dolor que empeora con la actividad

El dolor usualmente afecta solo un lado de la parte inferior del cuerpo. Pero también puede ocurrir en ambos lados al mismo tiempo.

¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Un calentamiento cuidadoso y correcto ayudará a preparar los músculos y tendones para cualquier actividad. Sin un adecuado calentamiento habrá menos aporte de oxígeno y nutrientes.
  • El fortalecimiento y el acondicionamiento de los músculos de las caderas, glúteos y parte baja de la espalda y también ayudarán a prevenir el síndrome del piramidal.
  • Hay que dejar que los músculos se relajen y  se recuperarse después de una actividad física pesada.
  • Cuando los músculos y los tendones son flexibles y elásticos, pueden realizar su función sin sufrir distensiones o sobreestiramientos para ello, es importante realizar una buena rutina de estiramientos.

piramidal

 

¿Cómo podemos tratarlo?

El objetivo del tratamiento debe ser eliminar las causas que favorecen el espasmo muscular, explicando al paciente cómo evitar su contractura en el desarrollo de actividad física, en el trabajo, y en cualquier actividad que pensemos que puede ser la causa de la sobrecarga del músculo piramidal, o bien, que perpetúe su espasmo.

Por otro lado, y fundamental en el tratamiento, es relajar el músculo piramidal. Para ello debemos:

  • Revisar las estructuras óseas donde se inserta el músculo, ya que por afectación de su movilidad y biomecánica pueden causar tensiones en el músculo. De esta forma, hay que revisar sacro, articulaciones sacroiliacas, pelvis en general, fémur…y de forma global todo el eje de postura del paciente.
  • Masaje de descarga y con trazos neuromusculares en las bandas tensas musculares.
  • Revisar el resto de musculatura adyacente
  • Estiramientos de forma pasiva, asistida y/o activa en consulta del músculo piramidal y musculatura afectada, y enseñanza de dichos ejercicios para casa de forma precisa, específica y pautada.
  • Tratar la contractura muscular con técnicas no invasivas de presión de los puntos gatillo miofasciales,  y en el caso de ser necesario, de forma invasiva con punción seca.

 

Escrito por
El Autor no ha añadido más información.

Comentarios en Facebook

Sin Respuestas a “Síndrome del Piramidal o falsa ciática”

Dejar una Respuesta.