08 Ago 2016

Tú que eres, ¿pronador o supinador?

Sin Comentarios Sin categoría

¿PRONADOR O SUPINADOR?

Hoy en día está de moda que hasta tu vecino del 5º, te pregunte si eres pronador o supinador. ¿Pero qué es esto?

Antes de definir los términos, debemos saber que es la pisada neutra: de pie, parados y relajados, con la mirada dirigida hacia los talones, vemos una línea vertical se continúa con la del tendón de Aquiles. Al caminar hay aproximadamente una línea recta imaginaria entre el apoyo del talón y la punta.

pisada en la zapatilla

Ahora bien, ¿qué ocurre en una pisada pronadora? desde una visión posterior vemos que la línea vertical del talón no coincide con la del tendón de Aquiles, dando lugar a un mayor apoyo interno del pie, llegando incluso en algunos casos a la caída de la bóveda plantar (coloquialmente llamado puente), provocando hiperpronación.   .

Es más común encontrar este tipo de pisada pronadora en la mujer debido  a que anatómicamente su pelvis es más grande que la del hombre y la angulación entre muslo y pierna es diferente.

¿Y en una pisada supinadora?  Colocándonos desde una visión posterior, la línea del talón tampoco coincide con la del tendón de Aquiles. En este caso existe un mayor apoyo externo del pie.

Al caminar, suele producirse una pronación natural en condiciones normales; el problema es cuando hay una hiperpronación o supinación exagerada (este caso es menos frecuente).

tipos de pisada
Debemos ser conscientes de nuestros problemas  y limitaciones, utilizar el calzado más adecuado en cada momento, así como  acudir a un profesional para un estudio de la pisada, o valoración postural, que nos ayudará a evitar lesiones.

Nuestro cuerpo funciona gracias a cadenas musculares, por lo que el daño de uno de los músculos, afectará a toda la cadena. La pisada es muy importante, ya que según cómo pisemos provocamos que la musculatura se trabaje de una manera diferente, provocando patologías en cadena ascendente, es decir afectación del tobillo, rodilla, cadera, columna e incluso mandíbula.

mo-farah

Si el movimiento patológico continúa, lo más normal es que aparezcan roturas fibrilares, sobrecarga o lumbalgias, problemas de la articulación temporomandibular, etc.

Existen diversas técnicas en fisioterapiapara el tratamiento de este tipo de patologías, como pueden ser fisioterapia tradicional como terapia manual, masaje, punción seca, hasta  fisioterapia 3.0 con Indiba y Redcord en la que somos Pioneros en Akro.

 

 

Escrito por
El Autor no ha añadido más información.

Comentarios en Facebook

Sin Respuestas a “Tú que eres, ¿pronador o supinador?”

Dejar una Respuesta.