16 Nov 2016

Ya ha llegado el frío y nuestra nariz lo sabe

Sin Comentarios Sin categoría

Llega el frío y junto con ello las bufandas, guantes, gorros de todo tipo para los más frioleros pero no os olvidéis que también llega la época de los resfriados, gripe, catarros… donde nuestra nariz sufre de goteo constante de mocos y de irritación por las veces que nos tenemos que sonar la nariz.

resfriado1

Pero, ¿te has preguntado alguna vez si tu manera de sonarte la nariz es la correcta?

Solemos cometer el error de tapar las dos fosas  nasales, esto puede provocar un aumento de presión de la mucosa y derivar en una sinusitis, otitis, rinitis, faringitis… De este modo, la técnica para sonarse correctamente consiste en ocluir (tapar) una de las dos fosas nasales primero y sonarte, para posteriormente hacerlo con el otro lado. Conviene usar pañuelos de usar y tirar para evitar todo tipo de infecciones.

ab c

Además,  puede ser que sonándonos la nariz no sea suficiente… De este modo, es conveniente realizar lavados nasales para eliminar esa congestión nasal que constantemente tenemos.

Y  te preguntas: ¿Pero, puedo yo hacerme un lavado nasal correctamente?

e

¡Pues claro, es muy sencillo!  Solamente se necesita suero fisiológico que se puede comprar en cualquier farmacia o si se prefiere usar un método casero mezclando un litro de agua con un cucharadita de sal.

Al igual que al sonarse habrá que ocluir una fosa nasal e introducir el líquido con una jeringa por la otra con la cabeza inclinada. Después se repite el procedimiento con la otra fosa nasal.

¡CUIDADO CON NO HACERLO CON MUCHA PRESIÓN!

Existe también una tercera forma de eliminar nuestras secreciones de las fosas nasales aunque no es considerada políticamente correcta.

Consiste en tragarse directamente las secreciones ¿Tragar los mocos? Si, resulta más saludable que no expulsarlas o sonarse con un pañuelo.

Puedes ayudar a aliviar los síntomas de tu resfriado siguiendo estas recomendaciones:

  • Bebe bastante líquido: agua, zumo o caldo
  • Evita consumir alcohol, café y refrescos que empeoran la deshidratación.
  • Hazle caso a los consejos de la abuela y recurre a comidas como la sopa, la cual alivia los síntomas del resfriado mejorando la congestión.
  • Si el ambiente es muy seco, utiliza humidificadores en tu habitación.
  • Para aliviar la picazón de garganta o ronquera realiza gárgaras con agua y sal que pueden ayudar eficazmente en tu congestión.

Os recomendamos una buena higiene nasal diaria para prevenir infecciones y reducir el consumo de medicamentos.

 

Escrito por
El Autor no ha añadido más información.

Comentarios en Facebook

Sin Respuestas a “Ya ha llegado el frío y nuestra nariz lo sabe”

Dejar una Respuesta.